¿Cómo funcionan las bombas de hormigón REED? (Parte 1)

La operación de las bombas de concreto abarca el uso de sistemas hidráulicos y eléctricos.

Las bombas de hormigón están diseñadas para bombear de forma segura el hormigón a través de un sistema de tuberías y mangueras con sus especificaciones pertinentes.

La confiabilidad de las bombas de concreto durante la operación está entregada por estabilizadores y por los controles frontales de los mismos, los que están ubicados a los lados de la bomba de hormigón.

El sistema de bombeo utiliza un diseño de válvula “S”, el que recibe su nombre por su forma. Este sistema incorpora cilindros unidos a cilindros hidráulicos que van girando alternadamente. Con hormigón en la tolva, y la bomba funcionando, el hormigón del cilindro se retrae, amoldándose dentro del cilindro. Con la retracción total del cilindro, una señal es mandada al cilindro válvula “S” y al cilindro direccional causando que la válvula “S” adelante su posición y cambie el material de dirección. El pistón de concreto del cilindro cargado entonces empuja a través del tubo “S” y a las líneas de entrega. El adelantamiento de un cilindro a otro toma lugar entregándo un flujo continuo de material a través del sistema de tuberías. La bomba puede ser operada desde el panel de control o también mediante un control remoto.

 

 

El flujo de aceite hidráulico creado por la bomba hidráulica empuja en dirección de los cilindros (1) alternadamente hacia adelante y atrás. Porque los cilindros y los pistones de concreto (2) están unidos con los cilindros de concreto (3), los pistones se mueven sincronizadamente. Cuando un cilindro se retrae con el piston de concreto este se succiona desde la tolva al cilindro de concreto. Simultáneamente, el otro cilindro y el pistón son extendidos hacia la tolva. El pistón de concreto empujará el hormigón desde los cilindros de hormigón a través de la válvula “S” (4) y afuera al sistema de entrega (5). Luego, la bomba cambia al final del ciclo, causando que la válvula “S” se adelante al cilindro de hormigón el cual ha succionado y llenado el cilindro con concreto comenzando el siguiente ciclo.

El bombeado en reversa une el pistón en un caudal de succión y hace que la válvula “S” succione desde el tubo “S” en vez de la tolva. Como resultado, el pistón de concreto bombea hormigón hacia la tolva. La potencia para operar la bomba de hormigón la provee el motor, el cual maneja la bomba hidráulica.

Todas las funciones para la operación de la bomba de hormigón puede ser alcanzar desde los controles locales montados a un lado de la unidad, sin embargo, existen cables portátiles opcionales o controles remotos para operar la bomba a distancia.